fbpx
Menú Cerrar

Efectos en la piel de la luz azul

La luz azul forma parte de la luz visible y la emiten fuentes naturales como el sol y fuentes artificiales como pantallas de computadoras, celulares y tabletas.

En poca cantidad, la luz azul no representa un riesgo para la salud de la piel.  Sin embargo, resulta cada vez más importante prestarle atención a este tema, dado el incremento en el uso de luces LED y de dispositivos electrónicos en nuestra vida.  Con mucho mayor razón, en este tiempo de pandemia producto del COVID 19, en el cual nos hemos visto obligados a mantenernos trabajando y estudiando en nuestras casas frente a una pantalla, en ocasiones más de ocho horas al día, debemos ser concientes de los efectos que esto puede ocasionar en nuestra piel.

Cuáles son las consecuencias documentadas de la luz azul en la piel?

Podemos resumirlas en tres:

1.    Resequedad: la luz azul disminuye la síntesis de las proteínas encargadas de retener agua en la piel.

2.    Arrugas: la luz azul provoca estrés oxidativo en las células de la piel y, al igual que la luz ultravioleta, acelera la destrucción de colágeno en la dermis.
3.  Manchas: la luz azul activa a los melanocitos para que incrementen la producción de melanina cutánea.   Las personas con más riesgo de mancharse son aquellas de piel mestiza y morena, además de las mujeres embarazadas, ya que sus células producen más melanina.

Cómo podemos proteger nuestra piel?

Resulta fundamental la utilización diaria de protectores solares de amplio espectro, es decir, que protegen nuestra piel de los rayos ultravioleta y también de la luz visible (incluyendo la luz azul).

Por otra parte, los dispositivos móviles cuentan en su configuración con opciones para bajar la intensidad de la luz que emiten las pantallas, lo cual nos ayuda a mitigar su efecto.

Como reflexión final, es importante entonces moderar el tiempo que pasamos frente a las pantallas, no solamente por nuestra salud psicológica y social, sino también por la de nuestra piel.

Top